lunes, 5 de marzo de 2012

36

Pancho sopla la vela que muestra nuestras caras expectantes. Nos quedamos a oscuras un rato hasta que alguien se levanta para prender el tubo fluorecente.
Titubiea un segundo, y nos ilumina.

2 comentarios:

  1. Hoola me encontré con tu blog (lo vi en una de tus seguidoras) y felicidades porque está muy bien. Y la personalidad y como te expresas, o como mezclas las palabras y la resonancia que tienen... me encanta jajjaaj tienes una seguidora más. Intentaré pasarme siempre que pueda ! Y bueno, no podía pasarme y no haberte dicho esto, me parece de mala educación. Así que nos vemos pronto y si te veo por mi rincón mejor que mejor. Besos volados de un pequeño pájaro de Julio.

    ResponderEliminar

Sé que tenés algo que decir, todos tienen algo que decir.
Contame, no me gusta hablar sola.