domingo, 11 de noviembre de 2012

42

Ahí estás sentado en un banco de plaza, perdiendo tu toque y fumando como si de eso dependiera tu vida. Un hombre más destrozado que vos, un hombre que cayó y se golpeó con todo a su al rededor antes de llegar al fondo te habla. Está borracho, parece que baila. Le das unas monedas, le sonreís como si lo entendieras. Seguís fumando y esperando que todas las personas rotas de esa plaza se te acerquen en busca de algo.
Te miro desde un banco en frente tuyo, espero que te levantes y vengas, un llamado lastimoso del otro lado de la plaza.

(quiero salvarte y empujarte)

3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me halaga que digas esto, dado que creo que sos de lo mejor que se encuentra por aquí.
      Cariños,

      Eliminar
  2. Me encanta la ilustración de la derecha. Y el texto te ha quedado muy bonito :)

    ¡Mi nueva url es chica-lluvia.blogspot.com!

    ResponderEliminar

Sé que tenés algo que decir, todos tienen algo que decir.
Contame, no me gusta hablar sola.